Cirujano de Cabeza y Cuello en Bogotá
Atento a todas las necesidades del paciente, esforzándose cada día más para proporcionar la mejor atención médica posible.

Últimas noticias

Dr. Andrey Moreno Torres - Cirujano de Cabeza y Cuello

Tipos de cáncer más comunes en el área facial

Tipos de cáncer más comunes en el área facial

Tipos de cáncer más comunes en el área facial

El cáncer es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, en cualquier momento de su vida y en cualquier parte del cuerpo. Si bien existen algunos tipos más comunes que otros, tener un conocimiento general de cada uno te ayudará a entender qué esperar en cada caso.

Los cánceres de cabeza y cuello incluyen cánceres de boca y garganta, así como algunos cánceres más raros como los de senos paranasales, las glándulas salivales, la nariz o el oído medio. En este artículo te explicaremos a profundidad cuáles son los tipos de cánceres más comunes en el área facial.

 

¿Cómo se originan los cánceres del área facial?

Los cánceres que se conocen tradicionalmente como cánceres de cabeza y cuello generalmente comienzan en las células escamosas que recubren las superficies húmedas y mucosas dentro de la cabeza y el cuello, por ejemplo, dentro de la boca, la nariz y la garganta.

Estos cánceres de células escamosas a menudo se denominan carcinomas de células escamosas de la cabeza y el cuello. Si bien los cánceres del área facial también pueden comenzar en las glándulas salivales, son relativamente poco frecuentes ya que estas glándulas contienen muchos tipos diferentes de células que pueden volverse cancerosas, por lo que hay muchos tipos diferentes de cáncer de glándulas salivales.

 

¿Dónde puede aparecer el cáncer de cabeza y cuello?

Los cánceres de cabeza y cuello se clasifican según el área en la que comienzan, estas son las principales:

  •         Cavidad oral: incluye los labios, los dos tercios frontales de la lengua, las encías, el revestimiento interior de las mejillas y los labios, el piso (parte inferior) de la boca debajo de la lengua, el paladar duro (parte superior huesuda de la boca), y la pequeña área de la encía detrás de las muelas del juicio.
  •         Faringe: la faringe (garganta) es un tubo hueco de aproximadamente 12 centímetros de largo que comienza detrás de la nariz y conduce al esófago. Está conformado por tres partes: la nasofaringe (la parte superior de la faringe, detrás de la nariz); la orofaringe (la parte media de la faringe, incluido el paladar blando -la parte posterior de la boca-, la base de la lengua y las amígdalas) y la hipofaringe (la parte inferior de la faringe).
  •         Laringe: la laringe, también llamada caja de voz, es un pasaje corto formado por cartílago justo debajo de la faringe en el cuello. La laringe contiene las cuerdas vocales. También tiene un pequeño pedazo de tejido, llamado epiglotis, que se mueve para cubrir la laringe para evitar que los alimentos ingresen a los conductos de aire.
  •         Senos paranasales y cavidad nasal: los senos paranasales son pequeños espacios huecos en los huesos de la cabeza que rodean la nariz. La cavidad nasal es el espacio hueco dentro de la nariz.
  •         Glándulas salivales: las glándulas salivales principales se encuentran en el piso de la boca y cerca de la mandíbula. Las glándulas salivales producen saliva.

 

 ¿Qué causa el cáncer de cabeza y cuello?

El consumo de alcohol y tabaco, incluido el tabaco sin humo, a veces llamado «tabaco de mascar» o «chimó», son los dos factores de riesgo más importantes para los cánceres de cabeza y cuello, especialmente los cánceres de la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe.

Al menos el 75% de estos tipos de carcinomas son causados ​​por el consumo de tabaco y alcohol, aumentando el riesgo quienes combinan regularmente ambas sustancias. No obstante, su consumo no representa un riesgo para el desarrollo de cáncer de glándulas salivales.

La infección con tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer, especialmente el VPH tipo 16, es un factor de riesgo para algunos tipos de cánceres de cabeza y cuello, particularmente cánceres de orofaringe que afectan las amígdalas o la base de la lengua.

Otros factores de riesgo para el cáncer de cabeza y cuello incluyen los siguientes:

  • Paan (betel quid, buyo o nueces de betel): Los inmigrantes del sudeste asiático que usan esta preparación en la boca deben tener en cuenta que este hábito se ha asociado fuertemente con un mayor riesgo de cáncer oral.
  • Alimentos en conserva o salados: El consumo de ciertos alimentos conservados o salados durante la infancia es un factor de riesgo para el cáncer de nasofaringe.
  • Salud bucal: La mala higiene bucal y la falta de dientes pueden ser factores de riesgo débiles para el cáncer de la cavidad bucal. Asimismo, el uso de enjuague bucal que tiene un alto contenido de alcohol es un posible, pero no probado, factor de riesgo para el cáncer de la cavidad oral.
  • Exposición ocupacional: La exposición laboral al polvo de madera es un factor de riesgo para el cáncer de nasofaringe. Ciertas exposiciones industriales, incluidas las exposiciones al asbesto y las fibras sintéticas, se han asociado con el cáncer de laringe, pero el aumento del riesgo sigue siendo controvertido. Las personas que trabajan en ciertos campos en las industrias de la construcción, metal, textil, cerámica, tala y alimentos pueden tener un mayor riesgo de cáncer de laringe.
  • Exposición a la radiación: La radiación en la cabeza y el cuello, para afecciones no cancerosas o cáncer, es un factor de riesgo para el cáncer de las glándulas salivales.
  •  Infección por el virus de Epstein-Barr: La infección con el virus de Epstein-Barr es un factor de riesgo para el cáncer de nasofaringe y el cáncer de las glándulas salivales.
  •  Ascendencia: La ascendencia asiática, particularmente la ascendencia china, es un factor de riesgo para el cáncer de nasofaringe.

También te puede interesar: Quimioterapia, radioterapia o yodoterapia: ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento?

Tipos de cáncer facial

Algunos tipos de cáncer de cabeza y cuello incluyen:

El cáncer de tiroides: es un tipo de cáncer que se origina en la glándula tiroides, encargada de producir hormonas que ayudan a regular el metabolismo, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la temperatura corporal. Estos tumores se originan cuando las células comienzan a crecer sin control.

El cáncer de laringe: es un tipo de cáncer de garganta, siendo una de las formas más comunes de cáncer de cabeza y cuello. Los pacientes con cáncer de laringe a menudo necesitan rehabilitación de la voz después del tratamiento para aprender a hablar nuevamente.

El cáncer de nasofaringe: se trata de un tipo de cáncer de garganta que se desarrolla cuando las células cancerosas crecen en la nasofaringe, la parte superior de la garganta detrás de la nariz. Este tipo de cáncer es raro, con menos de una de cada 100,000 personas diagnosticadas con la enfermedad cada año.

El cáncer nasofaríngeo es poco frecuente y se detecta con mayor frecuencia en estados avanzados porque la enfermedad generalmente no causa síntomas en sus etapas iniciales y porque sus síntomas pueden imitar los de otras afecciones más comunes. El carcinoma nasofaríngeo (NPC) es el tumor maligno más común de la nasofaringe, y se forma en las células epiteliales que recubren la superficie de la nasofaringe.

El cáncer de hipofaringe: se encuentra en la hipofaringe en la parte inferior de la garganta, que rodea la laringe. Esta parte del cuerpo también se llama garganta. El cáncer de hipofaringe es un tipo de cáncer de garganta.

El cáncer de la cavidad nasal y del seno paranasal: este tipo de cáncer se forma en el espacio justo detrás de la nariz, donde el aire pasa a la garganta. También puede desarrollarse en las áreas llenas de aire que rodean la cavidad nasal llamadas senos paranasales, sin embargo, ambos tipos son poco frecuentes.

El cáncer de glándulas salivales: se encuentra en las glándulas que producen la saliva responsable de descomponer los alimentos. El cáncer de glándulas salivales es poco común.

El cáncer oral: se forma en la boca, lo que incluye los labios, el revestimiento interno de los labios y las mejillas, los dientes, las encías, la parte frontal de la lengua, el piso de la boca y el paladar. El cáncer oral es el noveno cáncer más común entre los hombres.

El cáncer orofaríngeo: se forma en la orofaringe, que es la parte de la garganta justo detrás de la boca. La orofaringe incluye la base de la lengua, la parte posterior del techo de la boca, las amígdalas y las paredes laterales y posteriores de la garganta. El virus del papiloma humano (VPH), así como el consumo de tabaco y alcohol, pueden aumentar el riesgo de cáncer de orofaringe de una persona.

El cáncer de amígdalas: representa aproximadamente el 3.5 por ciento de todos los cánceres orales. Las amígdalas sirven como las líneas frontales del sistema inmune y ayudan al cuerpo a reconocer y defenderse de los gérmenes.

Si bien los factores de riesgo, el diagnóstico y el tratamiento de cada uno de los tipos de cáncer que te presentamos en este artículo pueden variar, estar atentos a los síntomas será siempre la mejor herramienta para enfrentar la enfermedad ya que un diagnóstico temprano de un medico cirujano de cabeza y cuello, puede significar mayores probabilidades de curación.

Aunque no todos los cánceres faciales son comunes, conocerlos te ayudará a tener una perspectiva más amplia de la enfermedad y a modificar tus hábitos para reducir el riesgo de desarrollarla. Si te pareció interesante este artículo, déjanos saber en los comentarios ¿qué otros tipos de cáncer de cabeza y cuello conoces?

 

No hay comentarios
Publicar un comentario
Nombre
E-mail
Sitio Web