Cirujano de Cabeza y Cuello en Bogotá
Atento a todas las necesidades del paciente, esforzándose cada día más para proporcionar la mejor atención médica posible.

Últimas noticias

Dr. Andrey Moreno Torres - Cirujano de Cabeza y Cuello

Tipos de cáncer más comunes en el área cervical: cánceres de cabeza y cuello

Tipos de cáncer más comunes en el área cervical: cánceres de cabeza y cuello

El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo y comienza cuando las células empiezan a crecer de forma descontrolada en determinadas zonas del cuerpo, dejando así a un lado las células normales o sanas.

Los cánceres de cabeza y cuello se encuentran entre los tipos más comunes de cáncer, aunque poco se hable a profundidad de ellos, a continuación, te explicamos sobre ellos, sus causas, síntomas y tratamientos.

Cáncer de cabeza y cuello

Al cáncer de cabeza y cuello se le conoce como el grupo de tumores malignos que aparecen en la región de la cabeza y cuello, este tipo de cáncer suele ser muy común en etapas avanzada de la vida del ser humano, y las áreas que suelen verse afectadas son la cavidad oral, glándulas salivales, faringe, laringe, cavidad nasal y senos paranasales, además de la tiroides y los ganglios linfáticos.

Causas de los cánceres de cabeza y cuello

Las neoplasias y el cáncer se definen en términos científicos como una respuesta celular anormal que hace que las células crezcan a un ritmo incontrolado, o en una ubicación anormal, o ambas.

A diferencia de otros tipos de cáncer, el cáncer de cabeza y cuello aparecen debido a factores externos. Los principales factores que causan este tipo de cáncer pueden ser:

Alcohol

Cuando el consumo de Alcohol es excesivo existe un riesgo mayor de presentar estos tipos de cáncer.

Actualmente un gran número de jóvenes y adultos incluyen en su día a día por diversión, festejo o pasatiempo, bebidas alcohólicas, sin estar conscientes de cuál debería ser el tope o límite al ingerirlas, para no afectar directamente a la salud.

Tabaco

Las personas suelen creer que el consumo de tabaco en cualquiera de sus presentaciones ocasiona únicamente cáncer de pulmón, y no corren solo ese riesgo, el consumo excesivo y continuo de tabaco también es una causa de cánceres de cabeza y cuello, es decir, el consumo elevado aumenta el riesgo de aparición de tumores en la cavidad oral, la orofaringe, hipofaringe y la laringe.

El riesgo de padecer cáncer de cabeza o cuello es mucho elevado en personas mayores de 45 años, de hecho, doctores especialistas expresan que es mucho más común que lo padezcan hombres y no mujeres.

Dieta o nutrición

Otro factor de riesgo es la desviación nutricional por parte de la persona. Al disponer de un alto consumo de alcohol y una nutrición muy alta en grasa y baja en vegetales es muy posible que haya una deficiencia de vitaminas, lo que aumenta las posibilidades de contraer cáncer de cabeza y cuello.  Lo mismo sucede cuando a la dieta alimenticia se anexan alimentos excesivamente salados, ocasionando el cáncer de nasofaringe.

Higiene bucal

Una higiene bucal pobre y la falta de dentadura también suele ser un riesgo de cánceres en la cavidad oral.

Es recomendable tratar esos espacios sin dientes, mantener la boca y dientes limpios y cepillar después de cada comida con los productos correctos.

Infecciones

La infección que mayormente es relacionada con estos tipos de cánceres es el virus de papiloma humano en su tipo 16 Y 18 , se relaciona directamente al cáncer de orofaringe que involucra las amígdalas o la base de la lengua.  En caso de un descubrimiento a tiempo de este tipo de cáncer derivado del virus de papiloma humano permite al paciente tener un mejor pronóstico y un tratamiento con quimioterapia y radioterapia menos agresivo.

Otra infección que podría afectar directamente, es la infección por el virus de Epstein-Barr (VEB también se le ha relacionado directamente con el carcinoma de cavum. El virus es conocido por causar mononucleosis y ha sido ligado al cáncer de glándulas salivales y cáncer de la nasofaringe.

Exposición en lugares de trabajo

Las personas expuestas al polvo de madera corren el riesgo de padecer cáncer de nasofaringe y de laringe, al igual que esas personas que trabajan en empresas donde manipulan productos industriales como asbesto, fibras sintéticas, materiales de construcción, textil, cerámica y madera.

Síntomas de los cánceres de cabeza y cuello

Los síntomas más comunes de los cánceres de cabeza y cuello son: un bulto o llaga que no desaparece ni sana, dificultad para tragar alimentos y bebidas, cambios en la voz. Vamos a conocer los síntomas por zonas y tipos:

Cáncer de la cavidad oral – orofaringe

  • Pérdida visible de peso.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida de dientes y dolor alrededor de la dentadura o la mandíbula.
  • Mancha roja o blanca en la lengua, encías y amígdala.
  • Dificultad para mover la lengua o la mandíbula como comúnmente puede hacerse.
  • Hinchazón de la mandíbula.

Cáncer de las glándulas salivales

  • Dolor en la boca, mejillas, mandíbula, oído o cuello que no desaparece.
  • Entumecimiento en parte de la cara.
  • Debilidad para mover los músculos de la cara.
  • Dificultad para abrir la boca por completo.
  • Fluidos que salen de las orejas.

Cáncer de la Nasofaringe

  • Dolor o dureza facial.
  • Problemas para abrir la boca.
  • Visión borrosa.
  • Dolores de cabeza.
  • Nariz sangrante.
  • Pérdida de la audición o dificultad para oír con claridad.
  • Infecciones constantes en los oídos.

Cáncer de Laringe – Hipofaringe

  • Dolor de oído.
  • Dificultad para respirar.
  • Pérdida visible de peso.
  • Tos constante.
  • Ardor y picazón en la garganta.

Cáncer de tiroides

  • Protuberancia cerca de la manzana de Adán.
  • Dificultad para ingerir alimentos.
  • Dificultad para respirar.
  • Fuertes dolores en la garganta y cuello.
  • Tos continua.
  • Hinchazón en el cuello.

Cáncer de Senos Paranasales

  • Congestión nasal y ronquera (va en aumento)
  • Dolor alrededor de los ojos.
  • Bloqueo nasal.
  • Goteo nasal.
  • Nariz sangrante.
  • Pus en la nariz.
  • Disminución del olfato.
  • Dolor en partes de la cara.
  • Pérdida de la dentadura.
  • Ojos llorosos.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida de la visión.
  • Dolor en uno de los oídos.
  • Dificultad para abrir la boca.

Diagnóstico de los cánceres de cabeza y cuello

Detectar a tan solo comienzos de los cánceres de cabeza o cuello es clave para un buen procedimiento con éxito.

Con un examen físico por un especialista es muy posible detectar los cánceres y tratarlos a tiempo, sin embargo, también es posible la ausencia de síntomas y es en estos casos cuando se dificulta detectar a tiempo el cáncer a menos que este en su fase avanzada.

Es importante estar consciente de los síntomas y cómo se reacciona a ellos, son muchas las personas que suelen automedicarse creyendo que los síntomas corresponden a una gripa o cualquier otro virus común.

Si eres una persona que consume alcohol y fuma con bastante frecuencia, debes estar mucho más atento a los síntomas y dirigirte a un médico de forma inmediata al notar una anomalía.

También te puede interesar: Tecnologías que combaten los cánceres en cabeza y cuello

¿Qué estudios médicos realizan para dar un diagnóstico?

Tomografía

Las tomografías son exámenes médicos o exploraciones computarizadas similares a los estudios rayos X tradicionales, esta exploración permitirá vistas detalladas del cuerpo que ayudan a evaluar con detenimiento la zona de la cara, senos paranasales y cráneo.

Panendoscopia

Se trata de un estudio que le realizan al paciente en quirófano, siendo así posible que el médico especialista tenga acceso a diferentes tipos endoscopios, los cuales pasarán por la boca o nariz, permitiendo así poder examinar la cavidad oral, la laringe, la orofaringe, el esófago, los bronquios y la tráquea.

Con una panendoscopia se podrá detectar el tamaño del tumor y si se ha expandido. Además, el médico extrae una pequeña parte del tejido biopsiar para enviarlo a estudio y examinar si el paciente tiene cáncer o no.

Biopsia por incisión

La biopsia por incisión se realiza para tomar muestras de la zona que puede verse afectada, como la boca o la garganta. La Biopsia por incisión puede realizarse en quirófano o en consulta especialista con anestesia local.

Biopsia por aguja fina

El tipo de biopsia al que se hace referencia permite a los especialistas verificar si hay células cancerosas y si se ha expandido, también el médico podrá evaluar si el cáncer ha reaparecido en caso que el paciente ya haya sido tratado por medio de cirugías o radioterapias.

Tratamientos

El tratamiento de los cánceres de cabeza y cuello va a depender de distintos factores, tales como la localización del cáncer, la etapa, la edad y la salud general del paciente.

Los tratamientos que se pueden utilizar son: cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida e inmunoterapia.

En el caso de las personas a las que se les diagnostique cáncer de orofaringe ocasionado por el VPH recibe un tratamiento totalmente diferente al de una persona con cáncer de orofaringe que no sea causado directamente por el VPH, es decir, aquellos que son diagnosticados con cáncer causado por VPH reciben un mejor pronóstico.

Cirugía

El médico creerá conveniente la opción de una cirugía de acuerdo a la etapa del cáncer, si el cáncer es precoz, en definitiva, la cirugía será la mejor opción para lograr eliminar completamente y de raíz el tumor.

Es necesario tener en cuenta que con cada tratamiento es posible la aparición de secuelas o síntomas secundarios, en el caso de cirugía: trastornos funcionales, aparición de problemas en el cuello, dificultad para tragar y hablar.

Radioterapia

Es un tratamiento realizado en función de destruir las células cancerígenas o detener su crecimiento. Las radioterapias tienen una duración entre cinco a siete semanas en sesiones de diez minutos aproximadamente cada una.

Entre los efectos secundarios: sequedad en la boca, dolor bucal, rigidez mandibular, cambios en la voz, gusto y en el olfato y fatiga.

Quimioterapia

Con este tratamiento se destruye en su totalidad las células tumorales por medio de fármacos especiales. En el caso de los cánceres en la cabeza y cuello, los fármacos suelen suministrarse por vía venosa o a intervalos fijos que dependerán de las condiciones de la persona con cáncer.

Efectos secundarios: sequedad de la boca, anemia infecciones, cambios en el sabor de lo alimentas, bajada de defesas, alteraciones del apetito, náuseas y vómitos.

Terapias dirigidas

Se le suministran al paciente fármacos que detienen el crecimiento, avance y la diseminación del tumor actuando sobre células cancerosas específicas. El fin es que las terapias dirigidas bloqueen la proliferación de las células cancerosas.

Recomendaciones

Las personas con mayor riesgo de padecer de cáncer de cuello y cabeza, son aquellas que consumen de forma constante tabaco y alcohol, es por ello, que se recomienda disminuir su consumo o dirigirse a un médico que lo pueda asesorar para lograr la disminución de estos hábitos en la rutina.

De igual forma, será muy positivo cuidar la salud y estar dispuestos a realizar periódicamente exámenes de chequeo para conocer el estado de salud. Si tu estado de salud va en descenso, visita un médico de cáncer en cabeza y cuello., es muy común automedicarse y es un gran error que se debe evitar.

En el caso de las personas que trabajan en industrias donde fabriquen muebles en madera y esté expuesto a polvos de madera, tomar la precaución de cubrir bastante bien la zona de boca y nariz con máscaras especiales, esto servirá también para personas que trabajen con productos industriales.

Por último, se recomienda tener una buena alimentación, evitar los alimentos salados y altos en grasas.

No hay comentarios
Publicar un comentario
Nombre
E-mail
Sitio Web