Cirujano de Cabeza y Cuello en Bogotá
Atento a todas las necesidades del paciente, esforzándose cada día más para proporcionar la mejor atención médica posible.

Últimas noticias

Dr. Andrey Moreno Torres - Cirujano de Cabeza y Cuello

¿Por qué el cáncer de tiroides va en aumento?

Home  /  Cáncer de tiroides   /  ¿Por qué el cáncer de tiroides va en aumento?
Cáncer de Tiroides en Aumento

¿Por qué el cáncer de tiroides va en aumento?

El tiroides es una glándula ubicada en la parte interior del cuello, por delante de la laringe, con una forma bastante similar a la de una mariposa y formada por dos lóbulos unidos en el centro, su función es formar las hormonas tiroideas, volcarlas al torrente sanguíneo y entregarla a todos los tejidos del cuerpo.

El cáncer de tiroides aparece cuando las células de la tiroides se transforman y se multiplican, y por su parte las células cancerosas forman nódulos y crecimientos. Este tipo de cáncer hoy en día ha tenido un gran crecimiento entre las personas, tanto hombres como mujeres se ven afectados por el cáncer de tiroides, sin embargo, las mujeres tienen mayor probabilidad de padecerlo.

Parte del aumento del cáncer de tiroides en la sociedad, es atribuido al diagnostico temprano por el  uso considerable de la ecografía o la tomografía computarizada. Las ecografías de tiroides se realizan con el fin de detectar nódulos de tiroides, que con otro estudio no sería posible detectarlos, así como para estudios relacionados directamente a la región de la cabeza y el cuello.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no se tiene una explicación clara acerca de la existencia del cáncer de tiroides, muchos especialistas consideran que personas con una vida totalmente sana también pueden llegar a padecer este tipo de cáncer.

Se estima que en las últimas tres décadas el cáncer de tiroides ha aumentado considerablemente, pero más que venir aumentando en los últimos años, médicos especialistas explican que se trata de que la detección a través de la utilización del ultrasonido ha sido más certera y eficaz que en épocas pasadas, lo que ha elevado el número conocido de pacientes con cáncer de tiroides, y a su vez, ven positivo que esto este sucediendo porque se les puede detectar a tiempo y curar en su totalidad.

También te puede interesar: Hablemos de cáncer de tiroides

Factores de riesgo del cáncer de Tiroides

Se entiende como factor de riesgo todo aquello que aumente la posibilidad que una persona padezca de cáncer. Tenga en cuenta que estos factores de riesgo influyen en el desarrollo del cáncer, sin embargo, muchas personas con estos factores de riesgo que se mostrarán a continuación nunca han desarrollado cáncer.

 

Sexo y edad

No hay estudios que revelen la razón, pero el cáncer de tiroides suele ser mucho más común en las mujeres que en los hombres. De 10 pacientes con cáncer de tiroides, 8 son mujeres.

Con respecto a la edad, el cáncer de tiroides puede afectar a personas de cualquier edad. Aun así, las mujeres diagnosticadas con cáncer de tiroides se encuentran entre las edades de 40 a 60 años, mientras que en los hombres es más usual las edades entre 60 a 79 años.

Afecciones hereditarias

En los estudios y exámenes de diagnóstico a personas que padecen de cáncer de tiroides no se encuentra relación con respecto a una condición hereditaria ni antecedentes familiares específicos. Sin embargo, se ha estudiado y comprobado que dos de cada diez carcinomas medulares de la tiroides provienen de haber heredado un gen anormal, en estos casos se conoce como carcinoma de tiroides medular familiar (FMTC)

Cuando hay presencia hereditaria del carcinoma de tiroides medular, es posible que el cáncer puede generarse en la infancia o alcanzada la adultez en jóvenes.

Dieta baja en yodo

Incluir el yodo en la alimentación diaria es indispensable para mantener el metabolismo de la glándula tiroides. Con tan solo una cantidad de 0,15 miligramos al día será suficiente, esta cantidad, por ejemplo, puede encontrarse en la sal que se usa día a día para las comidas.

Una dieta que involucre yodo ayuda a prevenir el cáncer de tiroides, próstata y estómago, así como síntomas que se suelen confundir con la depresión, el hipotiroidismo o la anemia.

Una dieta baja en yodo se relaciona directamente con los tumores papilares y foliculares.

Radiación

La exposición a la radiación es sin duda un factor de riesgo para el cáncer de tiroides, sobre todo si estos tratamientos de radiación son dirigidos a la cabeza o al cuello durante edad temprana, es decir, en la infancia. Por supuesto, el riesgo dependerá de la cantidad de radiación suministrada y la edad del niño.

 

 

Pronóstico del cáncer de tiroides

En general, el pronóstico para pacientes con cáncer de tiroides es bastante bueno y alentador, a diferencia de otros tipos de cáncer, el cáncer de tiroides tratado con el tratamiento adecuado da muy buenos resultados para los pacientes.

En el caso de pacientes menores de 45 años y aquellos con tumores pequeños, los médicos especialistas desde la primera visita suele motivarlos porque sin duda hay un pronóstico muy bueno.

Muchos pacientes que sobrepasan los 55 años de edad tienden a asistir a la consulta con temor por un mal diagnóstico de acuerdo a la edad y aun cuando resultan con tumores más grandes y agresivos, su pronóstico sigue siendo bueno.

Es poco habitual que las personas con cáncer de tiroides no soporten los tratamientos o no les resulte de la forma esperada.

Distinto ocurre cuando llegan pacientes con cáncer muy avanzado o con tumores que no pueden ser removidos por medio de cirugía o destruido con tratamiento de yodo radiactivo, y a pesar de esto no quiere decir que no puedan vivir por mucho tiempo, al contrario, son pacientes que pueden continuar su vida habitual por mucho más tiempo siguiendo ciertas precauciones.

Seguimiento a los pacientes con cáncer de tiroides

Los exámenes y estudios de rutina en cuanto al cáncer de tiroides en pacientes deben hacerse periódicamente porque este tipo de cáncer puede recurrir en ciertos casos, muchas veces puede que pasen muchos años desde el tratamiento inicial hasta que vuelva a aparecer.

El seguimiento de pacientes con cáncer de tiroides incluye una historia y examen físico, al momento de realizar el examen físico el medico revisará muy cuidadosamente la zona del cuello. El ultrasonido del cuello es una herramienta que permitirá visualizar el cuello y buscar nódulos o ganglios linfáticos cancerosos que pudiesen indicar que el cáncer ha vuelto.

En el caso de los pacientes a los que se les ha extirpado la tiroides por el cáncer, se les hace un reemplazo de hormona tiroidea con levotiroxina. La dosis de levotiroxina dependerá de la extensión y la fase del cáncer.

Para mayor información consulta con tu cirujano de cabeza y cuello de confianza.

No hay comentarios
Publicar un comentario
Nombre
E-mail
Sitio Web