Cirujano de Cabeza y Cuello en Bogotá
Atento a todas las necesidades del paciente, esforzándose cada día más para proporcionar la mejor atención médica posible.

Últimas noticias

Dr. Andrey Moreno Torres - Cirujano de Cabeza y Cuello

¿Cómo es la vida después de vencer el cáncer?

Cómo es la vida después de vencer el cáncer

¿Cómo es la vida después de vencer el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que cambia todos los aspectos de la vida de quien lo padece e incluso, trasciende una vez se gana la batalla en su contra. Siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, es inevitable sentirse vulnerable, cuestionarse y cambiar la perspectiva que se tenía de la vida.

Una vez terminado el tratamiento contra el cáncer, muchos pacientes se sienten desorientados. Durante meses su vida giró en torno a luchar contra la enfermedad y ahora deben retomar el ritmo de sus vidas. Es posible que cosas que antes eran importantes ya no lo sean, y que la perspectiva haya cambiado.

La vida después del cáncer no vuelve a ser la misma, pero puede ser un cambio positivo con respecto a lo que era antes del diagnóstico. Esta es una oportunidad para aprovechar cada instante y construir la vida que siempre ha soñado, manteniendo siempre el enfoque en ser feliz y en cuidar su salud en esta nueva etapa.

También te puede interesar: ¿Qué hacer si me detectan cáncer de tiroides?

Ahora que ya terminó el tratamiento…

El tratamiento contra el cáncer suele ser largo y difícil, se trata de meses y en algunos casos años, de cirugías, quimioterapia, radioterapia, fuertes medicamentos y altibajos emocionales. Este tiempo, además, implica un cambio en el estilo de vida y se requiere de mucho apoyo familiar para enfrentar los retos que se presentan en el camino.

Cuando por fin se termina el tratamiento y se han logrado eliminar las células cancerosas del cuerpo, es normal preguntarse ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue? ¿Cómo retomar mi vida? En principio es importante entender que sobrevivir al cáncer no es el final del camino, es necesario continuar en controles médicos y sobre todo mantener un estilo de vida saludable.

La vida después de haber tenido cáncer es diferente para cada paciente, pero los médicos aseguran que es común el cambio de perspectiva y tener pensamientos como: Valoro más la vida, me acepto más a mí mismo, me siento más ansioso acerca de mi salud o no sé cómo hacer frente ahora que finalizó el tratamiento.

Sentimientos frecuentes después del cáncer

Una vez terminado el tratamiento, la red de apoyo que ha rodeado al paciente (familiares, amigos, médicos) tiende a disolverse, para dar paso a la “vida normal”. En esta etapa, con frecuencia se experimentan los siguientes sentimientos:

  • Alivio de que finalizó el tratamiento.
  • Incertidumbre acerca del futuro.
  • Sensación de soledad por la pérdida del apoyo habitual.
  • Aumento de la ansiedad.
  • Miedo a que el cáncer pueda regresar después del tratamiento.
  • Culpa de sobrevivir, tras haber perdido amigos y seres queridos con cáncer.
  • Problemas físicos, psicológicos, sexuales o de fertilidad.
  • Dificultades en las relaciones con otras personas.
  • Discriminación en el trabajo.

¿Cómo mantenerse sano después del cáncer?

Los tratamientos contra el cáncer suelen ser agresivos y aunque son el único método conocido hasta ahora para luchar contra la enfermedad, también deterioran la salud del paciente. Por eso es muy importante adoptar hábitos saludables que ayuden a recuperar el bienestar integral del cuerpo y eliminar aquellos que representen un factor de riesgo de desarrollar nuevamente cáncer.

Su médico le recomendará algunas pautas a seguir, que van desde la adopción de un estilo de vida saludable que incluya alimentación y ejercicio, hasta la atención de seguimiento que deberá continuar con su especialista para ayudar a detectar los primeros signos de un cáncer nuevo o de la reaparición del anterior.

Hábitos y estilo de vida saludable

La alimentación, el ejercicio y el estilo de vida juegan un rol fundamental en la prevención y tratamiento del cáncer. Adquirir hábitos saludables, puede disminuir las probabilidades de que la enfermedad reaparezca luego de terminar el tratamiento, por eso es tan importante hacer cambios sustanciales que le generen mayor bienestar físico y mental.

Empezando por la alimentación, durante y después del tratamiento contra el cáncer, es importante adoptar una dieta balanceada y sana. Esto quiere decir, seguir todos los lineamientos recomendados para una alimentación saludable como incluir mayor cantidad de frutas y verduras frescas, disminuir el consumo de alimentos procesados, controlar la ingesta de proteína animal y beber mucha agua.

La alimentación saludable es una de las principales herramientas para mantener la fortaleza del sistema inmunológico y el bienestar del cuerpo. No es necesario privarse de comer rico, sino aprender a comer de una manera más consciente de qué se está ingiriendo. Además, muchos súper alimentos han demostrado tener propiedades anticancerígenas gracias a sus antioxidantes.

Seguidamente de la alimentación, es importante dejar atrás el sedentarismo y llevar una vida más activa donde el ejercicio regular forme parte de la rutina diaria. La actividad física contribuye a mantener los tejidos en forma y a regular las funciones hormonales que controlan los sistemas del cuerpo.

Actividades como trotar, caminar, yoga, bailoterapia, o cualquier deporte que implique un esfuerzo físico, será de gran ayuda para mantenerse saludable. No son necesarias horas y horas de entrenamiento, con 20 minutos al día de actividad física de intensidad media es suficiente para obtener todos los beneficios del ejercicio.

Finalmente es importante llevar una vida más alegre y relajada, donde incluya con regularidad actividades recreativas que sean de su agrado. Un estilo de vida agitado, lleno de estrés y preocupación está relacionado con la aparición del cáncer, por eso es importante darse espacio para disfrutar de las cosas hermosas de la vida.

Controles médicos de seguimiento

Es normal que una vez terminado el tratamiento y superado el cáncer, el paciente se sienta renovado, lleno de vida y oportunidades. Sin embargo, el cáncer es una enfermedad compleja que puede reaparecer cuando menos se lo espera. Haber superado el cáncer no asegura que no pueda volver a desarrollarse, de allí la importancia del seguimiento médico.

Su cirujano y médico de cabecera le sugerirá acudir a citas regulares, para poder llevar un control de los cambios en su salud. En estas citas, su médico podría ordenar algunos exámenes para comprobar que todo esté en orden y le orientará sobre los posibles efectos secundarios del tratamiento.

La frecuencia de estas citas, dependerá del tipo de cáncer y tipo de tratamiento que recibió, así como del estado de salud que presente y las características individuales de cada paciente. Por lo general, los pacientes que sobreviven al cáncer deben volver cada dos o tres meses, durante los primeros dos años, y una o dos veces al año, en los años siguientes hasta que su médico lo considere pertinente.

¿Qué esperar en los controles médicos de seguimiento?

Los controles médicos de seguimiento tienen como objetivo constatar su estado general de salud y detectar a tiempo posibles cambios o reaparición de tumores. En este tipo de consulta, es normal que su médico revise su expediente, le haga un examen físico y puede ordenar exámenes como de rutina, tales como:

  • Análisis de sangre.
  • Exploraciones con resonancia magnética (RM) o con tomografía computarizada (TC). Estos estudios toman imágenes detalladas de regiones internas de su cuerpo desde diferentes ángulos.
  • Esta prueba usa un tubo delgado, luminoso, para examinar el interior del cuerpo.

Hable con su médico sobre lo qué le preocupa

Sentir miedo y angustia luego de sobrevivir cualquier tipo de cáncer es normal, por eso es importante que aproveche las consultas de seguimiento para aclarar todas las dudas que puedan ir surgiendo con el tiempo. Hable abiertamente con su médico e infórmele si tiene problemas para realizar alguna actividad cotidiana, síntomas nuevos que haya notado y qué hacer al respecto.

Intente aclarar todas sus dudas de salud y preocupaciones respecto al cáncer con su especialista de cabecera, solo él conoce su caso en particular y puede darle una respuesta adecuada. Además, cumpla fielmente cada una de sus citas de control y en caso de no poder asistir, reprográmela lo antes posible.

Estos son algunos de los temas que puede mencionarle a su médico en la consulta de seguimiento:

  • Síntomas nuevos que haya notado.
  • Dolores que le preocupen.
  • Problemas físicos que le dificulten la vida cotidiana como fatiga, problemas para dormir, sexuales, aumento o pérdida de peso.
  • Otros problemas de salud que tenga, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o artritis.
  • Medicamentos, vitaminas o tratamientos alternativos que esté tomando.
  • Problemas emocionales, como ansiedad o depresión, no importa si son nuevos o recurrentes.
  • Cambios en los antecedentes médicos de su familia, como familiares con cáncer.
  • Temas sobre los que quiera saber más, tal como nuevas investigaciones o efectos secundarios.

Sobrevivir al cáncer es un hecho que cambia la vida de quien lo padece y de quienes están a su alrededor. Y aunque el camino no termina con el fin del tratamiento, es posible construir una vida saludable y feliz siguiendo las recomendaciones de su médico.

Combinar alimentación saludable, ejercicio, dejar hábitos nocivos como fumar y beber alcohol, y llevar un control continuo con su médico de confianza, serán sus grandes aliados para mantenerse sano y poder diagnosticar a tiempo cualquier cambio en su salud. Si te gustó este artículo, cuéntanos en los comentarios ¿Cómo cambio tu vida después del cáncer o la de alguien que conoces?

No hay comentarios
Publicar un comentario
Nombre
E-mail
Sitio Web