Cirujano de Cabeza y Cuello en Bogotá
Atento a todas las necesidades del paciente, esforzándose cada día más para proporcionar la mejor atención médica posible.

Últimas noticias

Dr. Andrey Moreno Torres - Cirujano de Cabeza y Cuello

¿Cómo el medio ambiente puede causar cáncer en tu vida?

¿Cómo el medio ambiente puede causar cáncer en tu vida?

¿Cómo el medio ambiente puede causar cáncer en tu vida?

El cáncer es una enfermedad que puede ser causada por múltiples factores tanto internos como externos, incluyendo la exposición a sustancias químicas, gases tóxicos, materiales y elementos que alteran el funcionamiento normal de las células. Por eso es importante entender, cómo la exposición a potenciales cancerígenos en el medio ambiente puede causar cáncer y cómo podemos prevenirlo.

Normalmente podemos evitar algunas exposiciones que causan cáncer, como el humo del tabaco y los rayos del sol. Pero otros son más difíciles de evadir, especialmente cuando se trata de factores que no podemos controlar como el aire que respiramos, el agua que bebemos, los materiales usados en el trabajo, las infraestructuras e incluso los alimentos que consumimos.

Puesto que el cáncer es una enfermedad multifactorial, debida a un efecto combinado de factores genéticos y externos que actúan de manera concurrente y secuencial, resulta difícil comprobar si una sustancia es cancerígena o no. No obstante, a continuación, te damos una idea más clara de cómo el medio ambiente puede influir en la aparición de esta enfermedad.

 ¿Puede el medio ambiente causar cáncer?

Ya hemos hablado con anterioridad de los hábitos que pueden causar cáncer de tiroides y otros tipos de cánceres. Sin embargo, según investigadores, la evidencia abrumadora indica que el contribuyente predominante a muchos tipos de cáncer es el medio ambiente.

Estos estudios se apoyan en investigaciones con poblaciones migrantes y gemelos idénticos, que han demostrado que el medio ambiente donde se desenvuelve una persona tiene un rol relevante en las probabilidades de desarrollar cáncer y otras enfermedades.

Cada año, se estima que aproximadamente el 19% de todos los cánceres son atribuibles al medio ambiente, incluso en entornos de trabajo, lo que resulta en 1.3 millones de muertes alrededor del mundo.

Atribución ambiental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el «medio ambiente» – como factor de atribución ambiental – como «todos los factores físicos, químicos y biológicos externos al huésped humano, y todos los comportamientos relacionados, pero excluyendo aquellos ambientes naturales que no pueden modificarse razonablemente «.

De hecho, esta definición se limita a aquellas partes del medio ambiente que, en principio, pueden modificarse para reducir el impacto que tiene el entorno en la salud. Algunos de estos factores son la contaminación, los campos electromagnéticos, los riesgos laborales, los entornos construidos o los métodos agrícolas.

En este apartado se excluye el comportamiento, los hábitos individuales y el estilo de vida no relacionados con el medio ambiente, como el consumo de alcohol y tabaco, así como el comportamiento relacionado con el entorno social y cultural, la genética y partes del entorno natural «no modificable».

Por lo tanto, eliminar o disminuir la exposición a carcinógenos ambientales, incluso en entornos laborales, principalmente mediante medidas de prevención primaria que incluyen medidas individuales de protección, es clave para reducir la incidencia y mortalidad del cáncer.

Factores ambientales que pueden causar cáncer

Los factores ambientales que representan riesgos para el desarrollo del cáncer, normalmente afectan a la población en general a través de exposiciones que el individuo no puede controlar directamente.

Estos factores se pueden encontrar en el ambiente como sicos (radiación ionizante y no ionizante, como la exposición al radón o la radiación ultravioleta (UV), respectivamente), químicos (como el asbesto, dioxinas y otros contaminantes encontrados en emisiones industriales y humo de segunda mano, contaminantes o componentes naturales encontrados en alimentos y agua potable, como residuos de pesticidas, arsénico o aflatoxinas) y carcinógenos biológicos (como ciertos virus).

Estas exposiciones pueden ocurrir en múltiples ocasiones y en diversos entornos durante el transcurso de una vida, desde hogares y escuelas, hasta el entorno laboral. Los niños, incluidos el embrión, el feto, el lactante y todas las etapas de la vida hasta la finalización de la adolescencia, a menudo son más vulnerables a riesgos ambientales que los adultos. Además, la exposición ocupacional de los padres puede aumentar el riesgo de cáncer en sus hijos.

Contaminación del aire

Se han realizado muchos estudios sobre el cáncer y la contaminación del aire, particularmente el aire ambiente. Por ejemplo, el aire urbano contiene miles de productos químicos que pueden contribuir a desarrollar patologías como cáncer de pulmón principalmente debido a la combustión incompleta de los combustibles fósiles, pero también podrían estar vinculadas a cánceres del tracto digestivo y gastrointestinal, cáncer de vejiga, cáncer de esófago y cáncer de mama.

Un número considerable de estudios han comparado las tasas de cáncer de pulmón en residentes urbanos y rurales del mismo país, o las tasas de cáncer de pulmón para áreas urbanas estratificadas según el tamaño de la población, y han mostrado una mayor incidencia en áreas urbanas.

Algunos estudios ambientales han indicado que el cáncer de pulmón está más estrechamente relacionado con los sulfatos como índice de contaminación del aire que las partículas finas, y esto está respaldado por estudios de grupos ocupacionales y experimentos con animales. Otros componentes del aire que se han asociado con un aumento del cáncer de pulmón y otros tumores como los de pleura, estos incluyen el asbesto, los hidrocarburos policíclicos y el escape de diésel.

Aire en espacios interiores

Además de la contaminación del aire ambiente, la contribución potencial de la contaminación del aire interior – en particular el humo de tabaco – se ha reconocido cada vez más como importante, dado que, en los países desarrollados. Los niveles de sustancias en el aire interior están relacionados con las actividades de los ocupantes (por ejemplo, fumar, cocinar), la instalación y el mobiliario (por ejemplo, formaldehído en materiales aislantes) y la ubicación geográfica.

Contaminación del agua

Existen numerosos estudios relacionados con la contaminación del agua como factor incidente en el cáncer, especialmente los subproductos de la cloración. No obstante, la evidencia de que la contaminación del agua es un factor importante en el cáncer humano no es convincente, según los especialistas.

Los posibles contaminantes preocupantes incluyen el arsénico, que en altas dosis se ha demostrado que causa cáncer de piel cuando se ingiere. Los subproductos de la cloración del agua —principalmente compuestos orgánicos halogenados, incluidos los trihalometanos como el cloroformo— se han asociado con un mayor riesgo de cáncer de vejiga y rectal, aunque la influencia de la dieta no se exploró en estos estudios.

Radiación

La exposición a todas las formas de radiación, incluidas las radiaciones ionizantes, la luz ultravioleta y las fuentes de baja frecuencia, resulta ser una gran preocupación pública. Algunas investigaciones sugieren que la radiación ionizante puede causar hasta el 4% de todos los cánceres, principalmente como resultado de la radiación natural del radón y los rayos cósmicos, la radiación externa de los radionucleidos en rocas, suelos y materiales de construcción, y la radiación interna de los rastros radiactivos naturales en los alimentos.

Las concentraciones de radón en interiores varían mucho según las características geológicas locales. Las estimaciones de muertes anuales por cáncer, causadas por la exposición al radón en interiores también varían ampliamente. Asimismo, la luz ultravioleta de la exposición a la luz solar es responsable de una gran cantidad de cánceres de piel, incluidos melanomas y carcinomas escamosos y de células basales.

Actividades de gestión de residuos

La gran cantidad de desechos domésticos y comerciales, junto con pequeñas cantidades de desechos industriales y especializados, incluido el de los hospitales, se eliminan principalmente mediante incineración o en vertederos. Los posibles efectos en la salud de las sustancias que emanan de estas dos fuentes han sido objeto de muchos estudios.

La incineración puede dar lugar a una amplia gama de gases y vapores, incluidas las partículas finas y una gran cantidad de metales y productos químicos orgánicos, muchos de los cuales tienen propiedades tóxicas potenciales.

Los compuestos cancerígenos establecidos o potenciales en estas emisiones incluyen cadmio, arsénico, cromo, níquel, dioxinas, HAP y PCB. Aunque muchos de estos compuestos han demostrado ser cancerígenos en estudios ocupacionales con altos niveles de exposición, la evidencia de riesgo de cáncer en los niveles mucho más bajos resultantes de la incineración es insuficiente.

Estudiar los efectos de la contaminación ambiental sobre enfermedades multifactoriales como el cáncer, sigue siendo una de las áreas más desafiantes de la investigación epidemiológica. La falta de datos de exposición es el factor que con mayor frecuencia impide identificar u asociar factores causales como riesgo ambiental y ocupacional, y los efectos avanzados que tienen para la salud.

La conciencia de los posibles riesgos para la salud y los impactos ambientales de la contaminación del medio ambiente por productos químicos artificiales, ha llevado a una creciente preocupación por cuidar lo que nos rodea. s allá de solo evitar la exposición prolongada a sustancias cancerígenas, nuestra prioridad debe ser el cuidado del lugar donde vivimos, el medio ambiente.

Cuando se trata de cáncer, la prevención y la detección temprana de la mano de tu cirujano de cáncer de cabeza y cuello, son la mejor herramienta para combatir la enfermedad. Y si a esto le sumamos la responsabilidad con nuestro medio ambiente y un cambio en nuestros hábitos, las probabilidades estarán más a nuestro favor. Si te pareció interesante este contenido, déjanos saber en los comentarios ¿Qué otros elementos consideras pueden ser cancerígenos?

No hay comentarios
Publicar un comentario
Nombre
E-mail
Sitio Web